sábado, 28 de diciembre de 2013

David Arcos Sebastián, en el súmmum de la miseria



Arcos (izquierda) y López Cabrera (derecha)


David Arcos Sebastián no ha podido caer más bajo. Lo reconoce él mismo en una autoentrevista publicada en su web. El miserable en cuestión quiso grabar en mármol estas palabras:

"Cuál es el súmmum de la miseria? 
Mentir deliberadamente."

Habla así alguien que mintió al afirmar que no era abogado quien sí lo era, difundiendo el bulo en www.meneame.net, página de la que fue administrador junto a Juan Pedro López Cabrera. Que, haciendo suyos insultos ajenos, tildó de enfermo mental y "cucaracha" a un ciudadano por discrepar de él razonadamente. Y que, una vez desbaratado su anonimato de vil sicofanta, cuando se le pidió en un Juzgado que se explicara o se excusara, se escondió tras las faldas de una mujer, declinando lo uno y lo otro.

He aquí Arcos, personaje mediocre y lacayuno donde los haya en el séquito de Galli. Hombre del Renacimiento: informático, bloguero, hacktivista, pirata, botarate, querellado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario